La gestión de un negocio requiere tener en cuenta diferentes aspectos para que tenga el mayor éxito posible.

En ningún caso debe ser una decisión que se tome a la ligera y la elección de un banco es un criterio determinante sobre el que hay que reflexionar.

Elegir un banco basado en las necesidades

La elección no se hace al azar, sino que se basa directamente en las diferentes necesidades de la empresa según la forma jurídica, pero también según el desarrollo comercial y financiero previsto.

Un banco profesional no debe tener limitaciones, ya sea que se trate de un autoempresario o del gerente de una sociedad anónima.

La comparación de las diferentes fórmulas ofrecidas por los bancos antes de abrir una cuenta bancaria profesional es una necesidad absoluta, en comparación con las ofertas existentes en el mercado.

También es necesario contrastar las instituciones bancarias mucho más tradicionales con los neo-bancos, especialmente diseñados para adaptarse a las nuevas necesidades de las transacciones financieras.

Una vez que haya definido correctamente los diversos criterios a los que concede especial importancia, puede comenzar la comparación de los bancos.

Servicios bancarios a su disposición

Antes de abrir una cuenta comercial, es mejor definir las diferentes expectativas y compararlas en términos de servicios similares.

Cada banco ofrece sus propios servicios y, sobre todo, con sus propios precios.

Identificar las diferentes ofertas disponibles de un banco profesional será la mejor manera de hacer una transacción a largo plazo.

Puede tratarse, por ejemplo, de una solicitud de préstamo profesional o de la apertura de una línea de crédito facilitada, en relación con las necesidades de facturación de la empresa.

Tener un asesor bancario experimentado es una ventaja añadida, cuando necesite hablar con él, le dará consejos muy valiosos que podrá poner en práctica directamente.

Además, es una forma de apoyo personalizado con un único punto de contacto, capaz de seguir su expediente en tiempo real.

No descuide los servicios de seguros, especialmente en lo que respecta a la gestión, que representa un costo adicional, pero que a veces es necesario hacer, para protegerse contra ciertos riesgos.

Por último, tenga en cuenta las transferencias internacionales, así como los servicios bancarios y los diversos métodos de pago en línea, con mayor seguridad.

Cuanto más rápido pueda realizar los pagos, especialmente en el ámbito internacional, y cuanto mayor sea el nivel de seguridad, más se inclinarán sus clientes a renovar su confianza en los servicios de su empresa.

Teniendo en cuenta las tasas bancarias

Un banco profesional debe ser capaz de proporcionarle precios que estén justificados.

Sin embargo, cuando empiece a comparar los diferentes precios, verá que pueden variar enormemente, sin ninguna razón en particular.

Entre las tasas actuales, es importante tener en cuenta las tasas de mantenimiento de la cuenta, comprobar si no hay recargos o tasas ocultas en el cobro de cheques, comprobar si el rango se adapta a la tarjeta bancaria y cuáles son las tasas relacionadas con la emisión de la tarjeta.

Las tasas de comisión son otro criterio importante que hay que tener en cuenta, especialmente para una cuenta de débito en la que las tasas son a veces exorbitantes.

Una cuenta comercial también debe ser accesible en línea, a diferencia de los bancos sólo en línea mucho más modernos, los bancos tradicionales también ofrecen este servicio, pero lamentablemente se cobra.

Además, si tiene otras opciones en las que insistir, es mejor que las conozca desde el principio, ya que de lo contrario podría llevarse una sorpresa muy desagradable a final de mes.

Hay precios predefinidos, formando un paquete, así que tienes una solución llave en mano.

El IBAN, un criterio a tener en cuenta

Se trata de un número de cuenta bancaria internacional que facilita la identificación de una cuenta en todo el mundo.

Se trata de una norma internacional ampliamente utilizada para las transferencias bancarias, según las especificidades de cada país, en particular en comparación con el formato europeo.

Es importante examinar la cuestión, si su futura cuenta se va a beneficiar de esta norma obligatoria, ofrece muchas ventajas para todos los empresarios y creadores de empresas.

El objetivo es facilitar los procedimientos administrativos, así como los procedimientos fiscales y contables.

Desde el momento en que se realizan las transacciones bancarias transfronterizas, es necesario obtener un IBAN para una gestión mucho más eficiente de los flujos financieros internos y externos.

También es una garantía adicional de transparencia y seguridad al aumentar sus contactos con proveedores y clientes extranjeros.

Sea cual sea el banco que haya elegido para acompañarle a lo largo de su carrera, es importante que pueda ofrecerle precios ventajosos, al mismo tiempo que pueda prestarle los servicios que necesita.